martes, 23 de septiembre de 2008

móvil 2.0: integración el móvil en la web 2.0


El amigo Alorza me tiró una pelota en su post Web 2.0: Modelo ojo 0.2 que yo recogí gustosamente. En concreto su pregunta era ¿Cuáles serían los elementos de tecnología y las aplicaciones que hacen posible la movilidad en la web 2.0? 

La verdad es que la pregunta tiene su enjundia. Comenzaré diciendo que no es lo que el teléfono sea capaz de hacer, sino lo que está haciendo el usuario con el teléfono para llevarnos a lo que hemos denominado como Móvil 2.0. Además el móvil es una tecnología importantisima que no sabemos lo que nos va a deparar. Es un poco la teoría del ascensor de David Weinberger ,


cuando se inventa el ascensor, “una habitación que sube y baja”, éste tiene claramente una función asignada, pero desconocemos cómo van a reaccionar los usuarios ante él, cómo van a comportarse, cómo va a definirse el protocolo de uso. Uno no sabe si las personas van a reaccionar usando el ascensor para hablar, para establecer contacto, o al revés, para aislarse y evitar toda cnversación mientras miran al techo con cara de circunstancias. A medida que la innovación se va popularizando, según trepa por la curva de difusión, vemos como los modos de uso toman cuerpo en función de diferentes factores, y en ese proceso pueden darse redefiniciones, aparecer otros competidores, reacciones interesantes, etc. Al pasar la analogía desde un sencillo ascensor que se mueve en una sola dimensión a una red social, que posee múltiples dimensiones, la cosa e complica, y tenemos todo tipo de fenómenos implicados: uno no sabe cual va a ser, por ejemplo, la relación de los usuarios con la publicidad, cómo van a interpretar la palabra “amigos”, o con que propósito o foco van a acudir a la red social, lo que complica enormemente entender el entorno o trabajar en él desde un enfoque sociológico o incluso económico.
De cualquier forma si nos centramos en la situación actual, hemos visto cómo todas las herramientas 2.0 que han ido apareciendo han dado el salto al móvil. Evidentemente el móvil tiene una desventaja que no es pequeña, la usabilidad a pesar de que el iPhone haya supuesto un antes y un después en la mejora de este aspecto, pero por contra tiene bastantes ventajas como son:
  • Es personal
  • Siempre está con nosotros 
  • Siempre está encendido
  • Es inmediato
  • Permite geoposicionar
Esto significa que hay servicios y herramientas que sólo pueden ser usadas desde el móvil, como es el caso del geoposicionamiento que cada vez va a aportar más y más valor. Además el hecho de estar siempre con nosotros nos permite tener conexión permanente (con permiso de las operadoras), hecho este que potencia la otra gran virtud que es la inmediatez lo que influye en la mejora de la interactuación.


De cualquier forma como estamos hablando de móvil 2.0,  las lineas maestras que deben de guiarlo son:
  • Contexto
  • Sincronización con la web tradicional
  • Experiencia de usuario
  • Interacción social
  • Geoposicionamiento
  • Beta permamente
  • Acceso ubicuo
  • Beta permanente
Por otro lado hay una serie de barreras o inconvenientes que actúan en contra del móvil 2.0
  • Duración de la batería
  • Ancho de banda limitado
  • Privacidad
  • Seguridad

3 comentarios:

Alorza dijo...

Perfecto y muy ilustrativo.

Mi conclusión es que el móvil, como tal, no forma parte de la web 2.0, aunque sí de la sociedad-red. Otra cosa es que haya tecnologías específicas de la telefonía que sean relevantes para la web 2.0 en movilidad.

Por cierto, si las hay, las incluyo en el modelo OJO.

Nacho Campos dijo...

Disiento de usted. El móvil es un canal más de lo que llamamos 2.0. La web es otro canal más, lo que pasa es que el móvil tiene una serie de virtudes y defectos que lo diferencian. Por tanto y según el planteamiento que haces, la web tradicional tampoco forma parte. Conclusión, 2.0 es lo que los usuarios hagan con las herramientas, el resto es el soporte.

Alorza dijo...

Creo, Nacho, que no discrepamos, es sólo que me explico muy mal.

Efectivamente, 2.0 es lo que los usuarios, poniendo en juego unos valores, hacen con las herramientas.

Entiendo que la participación del móvil en la web 2.0 es como un dispositivo y un canal que permiten la movilidad. Pero es verdad que permite comportamientos 2.0 incluso sin pasar por Internet. Me parece un punto de vista muy interesante.

Lo cierto es que estamos acotando la web 2.0 a una serie de elementos, quizá de forma artificial. Por ejemplo, y volviendo a la propia web, no entiendo por qué los foros y los chats nunca figuran entre las herramientas de la web 2.0. ¿No son pura conversación?