martes, 2 de diciembre de 2008

¿y si pagaran las administraciones públicas?

La otra noche, en la fiesta del FICOD en Madrid, estuve hablando con un alto directivo de una empresa que al igual que nosotros, trabaja principalmente para la Administración Pública. Venía de un viaje en el que se había reunido con las cinco empresas más importantes de su sector para hacer frente común frente a aquellos Ayuntamientos que simple y llánamente no pagan. Dicho de otra forma, cada una de las empresas puso encima de la mesa qué Ayuntamientos eran deudores y se dieron cuenta que alguno de ellos le debía dinero a tres empresas al mismo tiempo y la decisión fue que no se trabaja más con una serie de Ayuntamientos, en concreto diez y con otros tantos se andaría con pies de plomo. En concreto a la empresa de esta persona le debían 700.000 €, que se dice pronto.

Conozco casos de empresas que han sido arruinadas por alguna administración. Dos de ellas eran cercanas. Una de un familiar a la que una deuda de un Ayuntamiento de una capital andaluza obligó a cerrar y otra dedicada a organizar viajes a la nieve fue arruinada por un Ayuntamiento del Sur de Madrid e igualmente tuvo que cerrar.

En los impagos de Ayuntamientos se dan varias circunstancias. La primera son errores y fallos en la gestión, la segunda es la desidia y la falta de cualquier tipo de sentimiento por parte de los funcionarios que simplemente pasan y no se ponen minimamente en la piel de aquellos que realizan su trabajo y que curiosamente al igual que a ellos a las empresas nos gusta cobrar por el trabajo realizado.

Nuestro record lo tenemos en una factura de octubre de 2006 cobrada en junio de este año, es decir 18 meses. Cuando han vuelto a llamarnos encima se cabrean porque les he dicho que el precio oficial por los nuevos servicios solicitados es uno, pero el real es ese más un 18% de recargo. Si lo quieren bien y si no también y que engañen a otro. Para financiar están los bancos, no las empresas.

Al final de la fiesta alguien dijo entre risa y risa: "si las administraciones pagaran todo lo que deben, se acababa la crisis, eso si que sería una inyección de capital".

3 comentarios:

R. Jordan dijo...

Por desgracia, este es uno de los males endémicos de la Administración... las facturas del cajón, como las llama Antonio Arias. Mientras tanto y, aunque supongo que no descubro nada nuevo, sólo queda reclamar los correspondientes intereses de demora. Con la entrada en vigor de la Ley 3/2004, los intereses que deben abonar las Administraciones Públicas (y en realidad cualquier deudor) por los retrasos en el pago son bastantes cuantiosos. Seguro que ninguna Administración paga los intereses de demora a la primera de cambio pero, aunque sea un proceso largo, al final los juzgados dan la razón y tarde o temprano la Administración tendrá que pagar una suculenta cantidad de intereses.

sebasmuriel dijo...

.. amigo nacho !! seguro que estas administraciones no son red.es, que paga religiosamente a 90 días, según lo estipulado, y que además ya está empezando a "obligar" a sus proveedores a recibir facturas electrónicas !! :-D ..

amedeomaturo dijo...

No sólo deberían pagar los intereses de mora (así perdemos el cliente), sino que deberían incurrir en una Class Action, para eliminar de una vez este cáncer en la economía.

Si una empresa privada no paga, se le denuncia. Si un'entidad pública no paga, pues, mala suerte.